¿Cómo cambiar las cuerdas de un violín?

Si usted nota que el sonido de las cuerdas del violín ha cambiado o ya ha pasado más de 6 meses desde que cambió las cuerdas por última vez, lo más probable, es el momento de prestar atención al violín que el, suena bien como siempre. Todo el mundo puede cambiar las cuerdas. No es necesario ser un profesional. Siga estos consejos y pronto  su violín volverá a dar los sonidos maravillosos.

  1. Cambiar las cuerdas de uno en uno. A pesar de que algunos músicos prefieren cambiar las cuatro cuerdas a la vez, de hecho, para el violín es mejor si se cambian una por una. Esto crea menos presión y evita cambios bruscos de la tensión.
  2. Gire lentamente la clavija para aflojar la cuerda. Al relajar la clavija, tire del otro extremo de la cuerda del cordal. Retire la cuerda vieja.
  3. El extremo de la cuerda con el ojal insértelo al cordal. Pase la cuerda por el agujero de la clavija, que salga fuera unos 0,5 cm de la cuerda. Empiece a enrollar la cuerda con la clavija.
  4. Apriete la cuerda, pero lentamente. Si aprieta la cuerda demasiado, puede romperse. Vigile que la cuerda pase por los surcos de la cejilla y del puente.
  5. Repita lo mismo con las otras tres cuerdas.
  6. Si Usted ha cambiado el tipo de cuerdas, es posible que necesite unos días para acostumbrarse a ellas. Puede que al principio no le suene agradable las cuerdas, pero llegará un momento cuando las cuerdas empiecen a sonar con su máximo potencial. Si después de  unas cuantas clases usted aún no está satisfecho con las nuevas cuerdas, puede que tenga que reemplazarlas por un tipo diferente.

 

This entry was posted in Blog. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

HTML tags are not allowed.